miércoles, 2 de mayo de 2012

Adivine su futuro siguiendo el razonamiento.

Vamos a jugar a un juego. Se trata de seguir un razonamiento dadas unas ciertas premisas, muy fácil, ya lo verán. Y además está basado en hechos reales y es gratis. Eso sí, puede causar cambios de humor (esencialmente cabreo y depresión). 

Partiremos de la base de que son las medidas tomadas por el ministerio de educación se pretende: 
 Subir las tasas de matrícula de las universidades (hasta un 25% del coste real en primeras matriculaciones, un 40% en segundas, 60% en terceras y 100% en superiores).
 Aumentar el número de alumnos por clase. 
 Y además, eliminar titulaciones con menos de 50 matriculados.
 Sin olvidarnos de aumentar la carga del trabajo del profesorado (que incluye "castigar" a los "malos profesores" - esto significa, los que han dedicado menos tiempo a la investigación- con más horas de clase).
 Reducir el número de becas, y aumentar el nivel de exigencia para conseguirlas.

Pero es que además, ese maravilloso plan de estudios que es Bolonia, implica:
 Asistencia a clase evaluable (que quiere decir, obligatoria).
 Horarios que lo mismo incluyen una clase a las 8 de la mañana, que un laboratorio de 3 a 7.30 de la tarde. 

Una vez que tenemos las premisas, vamos a ponernos ya al tema: 
 Si las carreras que no lleguen a cierto número de matriculados en una determinada universidad se eliminan, todos aquellos que tengan la "mala suerte" de vivir en una ciudad con una de esas universidades y encima querer estudiar una carrera que o bien no estaba, o bien van a quitar por recortes, van a tener que a estudiar fuera de casa (clin, clin, caja). 
Pero claro, puede ser que no seas lo suficientemente rico para afrontar un año de residencia/piso alquilado + matrícula de la uni (incluyendo la subida de tasas) + comidas + transporte público + infinidad de gastos que conlleva una vida sin grandes aspiraciones, en ese caso tienes dos opciones: ponerte a estudiar algo que no te gusta en tu universidad más cercana (con el riesgo de abandono de la carrera a medias que esto conlleva), o la cola del INEM. 

 Pero vamos a suponer que no tienes que el destino no te depara llegar al paro (todavía), y que tu familia puede afrontar haciendo malabares los gastos de que estudie "la niña" (o "el niño", que no estamos para discriminar), o que tienes la suerte de vivir en una ciudad donde puedes estudiar la carrera de tus sueños. Entonces llegarás a la universidad cargado de ilusión, con unas ganas locas de comerte el mundo los próximos cuatro años, y quitándole importancia a aquello de haber pagado 500€ más de matrícula.
Pero llegarás cargado de ilusión a una clase de más de 50, dónde podrás socializar una barbaridad, pero igual no te enteras muy bien de todo, y tantos alumnos preguntando dudas individuales en una clase puede ser una locura. "No pasa nada" dirás "esto voy a una tutoría a que me lo explique y arreglado", Pero resulta que como estamos aumentando la carga de trabajo de los profesores, tienen más horas de clase, y esto implica que hay menos horas de tutorías y más alumnos a los que atender en esas horas. 
Además, es probable que con este "ajuste", en alguna asignatura tengas uno de esos profesores a los que han castigado a dar más horas de clase, uno de esos que se supone que son "peores" porque tiene menos experiencia. 
Así, si tienes que andar pidiendo hora para las tutorías de todas tus asignaturas, a la vez que haces todos tus trabajos en grupo (gracias, Bolonia, majo), estudias y vas a clase (porque eso, sí, tienes que firmar en la hojita)... pues igual, si sales vivo de ese primer año en la universidad, todas, todas no las sacas, y si lo haces, tu nota probablemente no sea la que te gustaría.

 Ahí es donde empezará tu segundo año en la uni (si te quedan ganas... y dinero), en el que además, las asignaturas que has suspendido las vas a pagar más caras todavía (clin, clin, caja). Y piensas "Si encuentro un trabajo, para mis gastos, puedo seguir estudiando...", pero claro, el lunes entras a las 8, sales a las 10, entras a las 14, sales a las 16, el martes vas non-stop de 12 a 16, el miércoles tienes laboratorio de 16 a 20... Y encontrar un trabajo con horarios tan flexibles, pues es difícil, pero claro, ya hemos dicho que ir a clase es obligatorio, así que nada de faltar, con lo cual puedes aceptar un trabajo nocturno y dormir en las medias horas muertas entre clase y clase (se me ocurren vigilante de seguridad o stripper), o irte con tu amigo el de antes a la cola del INEM, porque ¡eh! ¿te acuerdas de esa beca que pediste? Pues como tus notas no son lo suficientemente buenas, no te la han concedido, seguramente en favor de alguien que esté pagando 6000 euros de matrícula en una privada a cambio de notables y sobresalientes y que obviamente, la necesita mucho más que tú.

 A estas alturas, igual has tenido suerte y has sobre(mal)vivido, alimentándote a base de ilusión y macarrones (que son baratos), y si en los años siguientes no corres la misma suerte que tus otros amigos a base de segundas y terceras matriculaciones, tasas, alquileres, necesidades básicas y otras minucias, conseguirás ser un graduado en inserteaquílacarreradesussueños.

 Y ahora sí, ya puedes reunirte con los otros, ¿para ir de cañas? No, para ir a apuntarte al INEM, porque no tienes trabajo de lo tuyo, como mucho unas prácticas que no te van a pagar (ah, no, espera, que si no te pagan no es trabajo), porque eres joven y no tienes experiencia, y si eres de ciencias, porque a pesar de que la investigación en universidades españolas no está ni de lejos tan mal como nos quieren hacer creer algunos, la han recortado a lo bestia. 

 Pero eh, joven estudiante, no te desesperes todavía, porque dice por ahí un señor, que te puedes ir a poner cafés en Londres y así aprendes inglés, que con esa vida perra que llevas seguro que no has tenido tiempo.

3 comentarios:

alma dijo...

No queréis ir a Laponia, no queréis ir a Londres...estáis muy poco queridores, sólo pensáis en la turba y la algarada y en dar una imagen "a la griega" de este país antes llamado Esp(violenta explosión bilabial)aña... y todavía querréis tener tarjeta sanitaria, un poquito de por favor...

SubHatun dijo...

Tienen un campo de trigo, y tienen semillas. Pero no lo siembran, no. Venden la semilla para comer hoy.

Mañana solo tendrán un erial, y ni semilla, ni dinero, ni trigo...

hijos de puta

Kelna dijo...

Yo no quiero que me digan a dónde tengo que emigrar... A ver si pudiendo ir a un sitio calentito tengo que irme con un gordito barbudo a no ver el sol en 6 meses...tsss

(Yo no sé si se han pensado bien lo de mandarnos emigrar)